Karate Juvenil

 

examen de grado cinturon negro en FPK 21-12-2013 3.1La competición es un apartado dentro de la práctica del Karate. El aprendizaje del Karate es muy recomendable por sus beneficios a nivel cardiovascular, respiratorio, nervioso, muscular, además de acondicionar los reflejos. Para los niños es muy interesante porque además de todo ello les hace desarrollar una gran movilidad articular y una extraordinaria flexibilidad.

Se podrÍa pensar que adentrarnos dentro del terreno de la competición sería adentrarnos en un terreno peligroso para la salud y la integridad física del adolescente.

Aquí, hay que aclarar que en el Karate de competición se exige un control total de las técnicas de ataque, sin el cual el competidor puede llegar a quedar descalificado.

Además hay que añadir que se exigen una gran variedad de protecciones que minimizan el peligro de lesiones o accidentes.

El entrenamiento de la competición no conviene empezarlo excesivamente pronto puesto que hay que considerar que el desarrollo del individuo esta sometido a cambios permanentes en la estructura y funciones del organismo.

Entre los quince y los dieciocho años la estructura muscular está ya preparada para un régimen óptimo de entrenamiento.

Antes hay que orientar el entrenamiento del Karate a proporcionar una adecuada base física y técnica.

Por otra parte los adolescentes tienen una capacidad asombrosa para asimilar la compleja técnica de la competición y una imaginación que hace que broten de forma espontanea procesos técnicos que en personas adultas costarían muchas horas de entrenamiento.

Así mismo la competición es un plato muy sabroso para ellos. Es el entorno en donde pueden poner a prueba su ansia de superación y de conquista. Su ilusión por ser el primero no tiene límites y sólo es comparable a la decepción y el sofoco que tienen cuando pierden.

Pero a su vez la competición les enseña que ser el primero, sólo está al alcance de uno y los demás tienen que aprender a aceptar la derrota con la misma intensidad que antes ponían en ser campeones.

Esta aceptación de la derrota como camino para poder conseguir la victoria es la mejor lectura que los más jóvenes pueden extraer de las primeras experiencias dentro de la competición.

Intentar eliminar el factor “fustración” de la derrota por el de “ilusión” en nuevas metas o nuevas competiciones es la misión de los entrenadores para asegurar la continuidad de los jóvenes deportistas.

examen de grado cinturon negro en FPK 21-12-2013 9.1 examen de grado cinturon negro en FPK 21-12-2013 10